viernes, 19 de julio de 2019


ACTIVIDAD SISMICA RECIENTE EN EL MONTE SANTA ELENA


El Monte Santa Helena está ubicado a 96 millas (154 km) al sur de Seattle, Washington y a 50 millas (80 km) al noreste de Portland, Oregon, es parte de la cadena montañosa Cascade que se extiende desde el norte de California hasta la Columbia Británica, Canadá. No es el único volcán activo en la región, de hecho, hay otros 12 volcanes principales y cerca de 3.000 otras características volcánicas en las cascadas, pero los científicos consideran que es el más activo en los últimos 10.000 años.

Los enjambres de terremotos alrededor del Monte Santa Helena son relativamente comunes y no siempre sugieren un signo de erupción inminente. Sin embargo, ha habido algunos casos en la historia reciente que han llevado a la alza en la actividad sísmica y que pueden causar alarma de probable erupción.
La más reciente erupción del volcán, que ocurrió a partir del 2004 al 2008 , se inició de la siguiente forma: en las primeras horas del 23 de septiembre de 2004, una serie de pequeños sismos en magnitud superficiales retumbaron a través de su domo de lava. Durante los próximos siete días, la frecuencia y el tamaño de los terremotos aumentaron y culminaron en la primera de varias explosiones el 1 de octubre de 2004. Afortunadamente, después del vapor inicial y de erupciones de ceniza volcánica, el volcán solamente había extruido lava semi-sólida, que se mantuvo relativamente contenida. En febrero de 2008, el volcán se calmó y dejó de hacer erupción.
En la actualidad, no parece haber ningún peligro inmediato de una erupción, según el geólogo Trevor Nace, pero los científicos continúan vigilando la situación. “Si bien no podemos estar seguros” escribió Nace en Forbes, “es probable que la próxima vez que entra en erupción el Monte Santa Helena, estaremos mucho mejor preparados”.

En la madrugada del 3 de enero de 2018, se presentaron al menos 17 terremotos , en la franja horaria entre las 12:30 a.m y las 06:28 am (Pacific Time). El movimiento que dió inicio a la seguidilla tuvo una magnitud de 3,9 Richter.


jueves, 11 de julio de 2019

ERUPCIÓN MONTE SANTA ELENA - 1980


ERUPCIÓN MONTE SANTA ELENA 1980

 La erupción del Monte Santa Elena en 1980 (Mount St. Helens) fue una de las erupciones volcánicas más catastróficas del siglo XX. La explosión ha sido la mayor de todas las ocurridas en Estados Unidos, superando en volumen de material expulsado y en poder destructivo a la explosión del pico Lassen en California (1915). La explosión fue precedida por dos meses de terremotos y expulsiones de vapor, causados por una inyección de magma en una zona de escasa profundidad bajo la montaña, que dio lugar a la fractura de la cara norte del monte Santa Elena. Finalmente, lo que había comenzado como temblores alrededor del 20 de marzo hizo eclosión: a las 8:32 a.m. del 18 de mayo de 1980, un terremoto sacudió la tierra y la debilitada cara norte se desplomó repentinamente, liberando gran cantidad de gases, lava y rocas calientes que volaron hacia el Lago Spirit tan rápido como tardó la cara norte en desplomarse.




Las consecuencias del terremoto de 1980 fueron catastróficas: 57 personas murieron por la erupción y 25 casas, 47 puentes, 24 kilómetros de vías férreas y 300 kilómetros de autopista quedaron destruidos. La erupción causó una masiva avalancha de escombros, reduciendo su cumbre desde 2,950 m a 2,550 m y reemplazándola con un cráter en forma de herradura de 1,5 km de ancho (ver la sección de geología para más detalles). La avalancha de escombros de la erupción de 1980 fue de hasta 2,3 km3 en volumen, convirtiéndola en la mayor en la historia registrada. Sin embargo, la escala de su imagen palidece en comparación con avalanchas de escombros mucho mayores que han ocurrido en el pasado geológico de la Tierra.
La erupción volcánica fue la más mortífera y económicamente destructora en la historia de los EE. UU. La magnitud de esta poderosa erupción fue de 5 en la escala IEV.
Como la mayoría de otros volcanes en la cordillera de las cascadas, el monte Santa Elena es un gran cono de escombros compuesto de piedra de lava intercalada con ceniza volcánica, piedra pómez y otros depósitos. La montaña incluye capas de basalto y andesita por las que varias cúpulas de lava dacita han hecho erupción. La mayor de las cúpulas de dacita formó la anterior cumbre; otra formó la cúpula de Goat Rocks en el flanco norteño. Estas fueron destruidas en la erupción de 1980.
El monte Santa Elena es parte del Anillo de Fuego del Pacífico que incluye más de 160 volcanes activos.